Unión Nacional Sinarquista

Por un México más justo y humano

EDITORIAL ORDEN Significados de la visita del Papa Francisco

Significados de la visita del Papa Francisco

 

Con esperanza y gran alegría la inmensa mayoría de mexicanos recibió  el anuncio oficial de que, Dios mediante, el Papa Francisco llegará a México el  ya muy próximo 12 de febrero.

La visita a nuestro país de tan extraordinario personaje tiene, sin duda, significados que evocan la historia nacional que registra una larga persecución contra la Iglesia Católica, pero también luchas heroicas y martirios santificantes.

En esa historia no se debe ni se puede acallar la aportación de la Unión Nacional Sinarquista y del lamentablemente extinto Partido Demócrata Mexicano, los que mediante la vía de la acción pacífica y del ejercicio del derecho ciudadano, afrontaron el “laicismo”  falso por persecutorio.

Gracias a esos esfuerzos que sobresalieron sobre todas las organizaciones cívicas y políticas, hoy se disfruta el advenimiento del que bien se ha llamado el Nuevo Derecho Eclesiástico del Estado Mexicano, aunque falta mucho para que sea entendido y aplicado plenamente.

Pero el Papa Juan Pablo II es, indubitablemente, la figura  clave de ese profundo cambio en las relaciones del Estado mexicano y las diversas jerarquías de las distintas confesiones religiosas, pues  aún sin ser invitado por el Gobierno de México, quiso que su primer viaje fuera a nuestro país, la Nación con simulaciones y sufrimientos parecidos a los de su amada Polonia.

El Papa Juan Pablo II, ahora santo, le demostró al mundo que una cosa era el ateísmo práctico del Gobierno y otra, muy distinta, el amor mayoritario del pueblo hacia su Iglesia y  al heredero Pedro.

Al Igual que Juan Pablo II, el Papa Francisco es un Sumo Pontífice tan carismático como mediático, es el que con su origen jesuita y la selección de su nombre, dio la señal al mundo de que tendría el arrojo y la abierta Pelea del santo de Loyola en la defensa y la promoción de los pobres, así como la vocación de pobreza del santo de Asís, quien dijo Deseo poco, y lo poco que deseo, lo deseo poco.

No lo dudemos: el Papa Francisco conmoverá al mundo desde un país con más de 40 millones de pobres y con una sociedad en descomposición que debe ser  reconvertida. Baltazar Valadez M.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 1 diciembre, 2015 por en ARTÍCULOS, Sin categoría.
A %d blogueros les gusta esto: