Unión Nacional Sinarquista

Por un México más justo y humano

Bergoglio en África *Manuel Gómez Granados

 

 

Este miércoles 25 de noviembre, el papa Francisco iniciará uno de los viajes más peligrosos para el obispo de Roma desde finales del siglo XVIII. En un viaje que lo llevará por tres países del África Subsahariana en cinco días, el papa visitará Kenia, Uganda y la República Centro Africana, RCA. Las visitas a Kenia y Uganda le permitirán entrar en contacto con dos de las naciones africanas con mayor número de católicos y que están en el epicentro de muchos de los cambios más graves en materia ambiental en África y a escala global.

 

Es justo notar, además, que el catolicismo africano se encuentra entre los más vitales y activos a escala global. Una encuesta publicada en 2014 por The Washington Post que consideró a las doce naciones con mayor número de católicos a escala global incluyó a dos naciones africanas: Uganda y Congo. Lo que los números de esa encuesta dejan ver en el caso de Uganda es una admirable capacidad de las comunidades católicas para ser fieles a las enseñanzas de su Iglesia a pesar de las dificultades que enfrentan, señaladamente la degradación del medio ambiente, los bajos precios de las materias primas, la desigualdad y la violencia. La situación en Kenia es muy interesante pues, por ejemplo, en la diócesis de Nairobi, la capital, la proporción de católicos se ha duplicado en diez años. En 2003, 30 por ciento de la población se decía católica y, para 2013, la proporción ya era de 60 por ciento. En Uganda no se observan esas variaciones en la proporción de personas que se declaran católicas, pero —por ejemplo— en Kampala, una de las ciudades más importantes,  los católicos representan poco más del 40 por ciento de la población desde hace más de 15 años.

 

La situación es más difícil en RCA. Ahí, como en Kenia, se observa un crecimiento notable de la proporción de personas que se dicen católicas, pues esa cifra pasó de 25 por ciento de la población de Bangui, su ciudad capital, en 2000, a representar, en 2012, 45 por ciento. Aunque eso podría ser algo positivo, la realidad es que la situación en la RCA es muy inestable y difícil, con violencia en ascenso. Ahí está estacionada una fuerza militar de 900 militares franceses como parte de una fuerza multinacional encabezada por la ONU con un total de nueve mil efectivos. El 12 de noviembre, un día antes de los ataques en el Teatro Bataclan de París, los militares franceses sugirieron al papa Bergoglio cancelar su visita, pues consideran carecer del personal suficiente para garantizar su integridad. Los militares franceses reconocían que era difícil hacer que el papa cambiara de opinión por lo que lo más probable es que la visita de Bergoglio a Bangui se realice a pesar de los riesgos, entre otras razones porque, el 30 de noviembre, el papa se reunirá allí con la comunidad musulmana de la RCA, encuentro que —obviamente— ha adquirido mayor significado luego de los ataques del 13 de los corrientes.

Es difícil predecir qué efectos que podría tener esta u otras visitas del Papa, pero es claro que los católicos de las tres naciones africanas se sentirán confortados y fortalecidos por las palabras que pronunciará Francisco que, dado lo que hemos visto de él en otros viajes internacionales, enfatizarán la responsabilidad de la Iglesia con los más pobres, la necesidad de que los gobiernos ofrezcan justicia para todos, evitar la violencia y, de manera más general, garantizar a todos las tres T de Bergoglio: Tierra, Techo y Trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 1 diciembre, 2015 por en ARTÍCULOS, Sin categoría.
A %d blogueros les gusta esto: