Unión Nacional Sinarquista

Por un México más justo y humano

LA UNIÓN NACIONAL SINARQUISTA IMPULSA Y PROPONE REFORMA CONSTITUCIONAL QUE RECONOZCA EXPLICITAMENTE EL DERECHO A LA VIDA DESDE LA CONCEPCIÓN HASTA LA MUERTE

C.

SENADDO DE LA REPÚBLICA.

PRESENTE.

 

Propuesta de Reformas y Adiciones al Artículo 1º, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

En Manifiesto del Comité Organizador de la UNIÓN NACIONAL SINARQUISTA, de fecha  junio 12 de 1937, señaló claramente;“…Ninguna cosa que tenga trascendencia social le será indiferente; el bien común habrá de ser su ocupación constante y su tarea de siempre será trabajar para alcanzarlo….”, EL SINARQUISMO,  es una organización noble y notable en el devenir de nuestra Patria, organización que gracias a la Doctrina Social Cristiana que lo inspira ha sobrevivido a través de 77 años, a los ataques que desde fuera y desde dentro le han propinado y que pese a ello ha logrado sentar precedente en nuestro México, por ello mismo, y acorde a sus principios en ésta ocasión, ofrece al Congreso de la Unión, por su conducto la siguiente propuesta de Reforma y Adiciones al  Artículo 1o.,  de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,  sabemos que sería necesario hacer una propuesta conforme al inciso d) del Artículo 71 de la Carta Magna, sin embargo, dada la importancia del proyecto y en aras de la obviedad de tiempo, decidimos presentársela en forma económica para que de considerarlo pertinente la haga suya y en ese sentido sí de cumplimiento al inciso b) del citado artículo constitucional.

Artículo Vigente Propuesta Observaciones
Título Primero 

Capítulo I De los Derechos Humanos y sus Garantías

Artículo 1o. En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.

Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.

Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley.

Está prohibida la esclavitud en los Estados Unidos Mexicanos. Los esclavos del extranjero que entren al territorio nacional alcanzarán, por este solo hecho, su libertad y la protección de las leyes.

Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

Artículo 1o. En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.

Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.

Lo anterior reconociendo que el primero de los Derechos Humanos es el Derecho a la Vida, desde la concepción hasta la muerte natural.

Los derechos humanos han sido reconocidos como garantías individuales y sociales en las normas jurídicas de la historia moderna; por ejemplo, en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en las convenciones y tratados internacionales, en su mayoría suscritos por el Ejecutivo federal y ratificados por el Senado de la República, con plena vigencia como ley suprema, y en los principios universales del derecho. La Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró hace poco que los tratados firmados por México están por encima de las leyes federales y locales.

Los derechos humanos se fundamentan en la dignidad de la persona. Por eso todo ser humano, sin importar su edad, religión, sexo o condición social, goza de ellos.

Los derechos humanos son las facultades, prerrogativas y libertades fundamentales que tiene una persona por el simple hecho de serlo, sin los cuales no se puede vivir como tal.

El Estado no sólo tiene el deber de reconocerlos, sino también de respetarlos y defenderlos; concretar su actuación a los límites señalados por la ley, la cual le impone en determinados casos la obligación de no hacer o actuar con el fin de garantizar a los individuos la vigencia de sus libertades y derechos consagrados en la Constitución.

En nuestro país, ha habido desde siempre diversos grupos de ciudadanos, entre los que podemos destacar a la Propia UNIÓN NACIONAL SINARQUISTA, la UNIÓN NACIONAL DE PADRES DE FAMILIA, LOS MOVIMIENTOS PRO-VIDA, y otros muchos que sería larga su enumeración, que han pugnado porque el Derecho a la Vida  desde la concepción hasta la muerte natural, sea respetado y protegido, y ahora que en Nuestra Carta Magna, de hecho ya está contemplado y protegido dicho derecho, solo nos falta que se determine con precisión, lo que quiso decir el Constituyente Permanente, al incorporar en la Ley suprema de la Unión, todo lo relativo a los Derechos Humanos  reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, estableciendo claramente que reconoce que el primero de los derechos humanos es  el Derecho a la Vida, desde la concepción hasta la muerte natural.

Legislar sobre los derechos del hombre, sin legislar, reconocer y garantizar antes al generador primero y anterior a cualquiera de ellos, que es el derecho a la vida, es pretender asegurar los frutos sin asegurar antes el árbol que los contiene y produce.

La esencia del derecho a la vida, es la garantía de su existencia, es decir, asegurar su existencia desde el primer momento que la vida existe.

Sin existencia no hay vida, ya que la vida cesa en el momento que  termina su existencia.

Esencia y existencia de la vida humana, están íntimamente ligadas, y son irrenunciables e inseparables.

El marco legal de los ordenamientos secundarios que regulen como ejemplo lo relativo a la genética humana y/o bioética entre otras,  debe basarse en el derecho fundamental que les da esencia y consistencia, es decir, el derecho a la vida.

El conjunto de los derechos del hombre corresponde a la sustancia y esencia del derecho, comprendido integralmente y no reducido a una sola dimensión.

Por lo anteriormente expuesto, por mi conducto la UNIÓN NACIONAL SINARQUISTA, A. P.N., sometemos a su consideración,  la siguiente

Iniciativa de decreto que adiciona un párrafo al artículo 1º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Primero: Se adiciona un párrafo al artículo 1º. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

Artículo 1º.  En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte …

Las normas relativas a los derechos humanos…

Lo anterior reconociendo que el primero de los Derechos Humanos es el Derecho a la Vida, desde la concepción hasta la muerte natural.

 

Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de …

Está prohibida la esclavitud en los Estados Unidos Mexicanos…

Queda prohibida toda discriminación…

Segundo: Este decreto entrara en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

México, D. F., a 2 de Octubre de 2014.

 

“Patria Justicia y Libertad”

 

El Jefe Nacional

Lic. Luis Guillermo Auxilio De Jesús Valencia Huitrón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 18 octubre, 2014 por en NOTAS INFORMATIVAS.
A %d blogueros les gusta esto: